10-Extreme-Bardenas-Slider-Adrian

Adrián Marín, profeta en su tierra

El ciclista arguedano se impuso en la 20 Extreme Bardenas

 

Dice el refrán que nadie es profeta en su tierra, pero la excepción confirma la regla. Adrián Marín Llorente, un arguedano de 31 años que el año pasado fue tercero, se impuso en esta ocasión en la Extreme Bardenas. Y qué mejor ocasión que fuera en el 20 aniversario, cuando la prueba referencia de Arguedas se ha consolidado en el mundillo del bíker nacional y cuenta con suficiente gancho para que cada año sean más de 1.300 cicloturistas -1.350 esta vez- los que se inscribieron.

Marín empleó un tiempo de 4 horas, 31 minutos y 19 segundos en recorrer los 115 kilómetros. No obstante, los 73 primeros fueron controlados por la organización y a partir del tercer avituallamiento, con 42 kilómetros por delante, existe un grupo de jóvenes participantes a los que les gusta mejorar el tiempo y el lugar conseguido el año anterior. Álex Gaztañeta Segurola entró en segunda posición a 30 segundos de Marín y Ángel Jiménez Oteiza, tercero, a 1 minuto y 20 segundos del vencedor. Destacar que el último clasificado, Xabier Ortega Ortiz, en el puesto 1.235, cubrió la prueba en 8 horas, 18 minutos y 55 segundos. Pero aquí lo importante es terminar, primero o último, porque para muchos el reto es no retirarse aunque haya que sufrir al máximo. En esta ocasión no completaron la totalidad de la carrera 115 inscritos.

Eguzkiñe Intxaurbe, en el puesto 225, fue la primera mujer en llegar a meta con un tiempo de 5 horas, 14 minutos y 23 segundos. Maika Pérez Benito fue la segunda mujer en llegar a meta, en el puesto 270 con un tiempo de 5:21:54 y Sonia Iruretagoiena, tercera, acabó en el puesto 419 con un tiempo de 5:42:09. Este año se inscribieron un total de 40 mujeres, un número que poco a poco va a más en el deporte femenino del pedal.

La carrera, en esta ocasión, estuvo marcada por el viento (Cierzo) que comenzó a soplar la noche anterior y que rebajó considerablemente las altas temperaturas padecidas durante 15 días anteriores. Y eso lo agradecieron los corredores que pudieron pedalear con mayor comodidad, excepto en algunos tramos donde el viento soplaba de cara y dificultaba la marcha.

Adrián Marín se metió pronto en un grupo cabecero formado por unos 15 ciclistas. El protagonista al principio fue el valtierrano Iñaki Maeztu Zapatería que estuvo en cabeza casi hasta bajar El Plano. Allí se formó un grupo de 4 participantes que sacaron algunos segundos de ventaja al resto de compañeros de fuga. Marín aguantó los ataques de sus adversarios y fue subiendo la sierra del Yugo donde comenzó a coger unos segundos de ventaja que le llevaron a la victoria final.

Un año más, el Club Ciclista Arguedano saldó con sobresaliente la organización de la Extreme, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Arguedas, Gobierno de Navarra, y 55 firmas comerciales que colaboran. También hay que mencionar el trabajo de la directiva que preside Miguel Resa Gárate, y de un grupo cercano a los 200 voluntarios que ponen todo el cariño, trabajo e ilusión para que a los participantes no les falte ningún detalle, desde que arriban en Arguedas hasta que se regresan a sus destinos.